Qué llevar en la maleta en tu próximo viaje

Qué llevar en la maleta en tu próximo viaje


Hacer un viaje siempre es emocionante. Pero cuando toca hacer el equipaje, tendemos a meter muchas cosas que creemos vamos a necesitar. ¿Cuántas veces te ha pasado que sacas de la maleta ropa intacta, que nunca te pusiste en un viaje? ¡Seguro que muchas veces!

Por eso, quiero ayudarte a hacer un buen equipaje y a explicarte qué llevar en la maleta, lo imprescindible, y cómo organizarla. Sobre todo tomando en cuenta que todo pesa.

10 cosas que llevar en la maleta para un viaje

Primero, debes sopesar el tipo de maleta que vas a usar y el destino de tu viaje, y cómo lo harás. En otras palabras, si tu viaje es de aventura, de naturaleza, lo más cómodo es llevar una mochila.

De lo contrario, las maletas semi rígidas o rígidas son una excelente opción, o las de mano tipo trolley, que tienen 2 ruedas incorporadas, ligeras y con mucha movilidad. Las que tienen 4 ruedas son perfectas, porque el movimiento es mucho más cómodo.

Recuerda que también puedes llevar una mochila como equipaje de mano, lo que te ayudará a llevar en la maleta aquello verdaderamente necesario.

1. ¿Qué ropa llevar?

Según el destino que se trate, la ropa ligera es la más adecuada, que no ocupe demasiado espacio. Camisetas de algodón manga corta y larga, tejanos (al menos uno) o pantalones de excursión, de telas que se secan rápido.

Una chaqueta multiusos que te sirva como abrigo y como impermeable. Calcula la ropa interior para 6-7 días y una muda adicional por si acaso (dependiendo de lo que dure el viaje, tendrás que ir lavando las prendas), además de 6 pares de calcetines y un jersey.

Un bañador, un pareo (que podrás poner sobre la arena) y una toalla de microfibra, perfecta para los viajes porque no ocupa prácticamente espacio. En lo posible, trata que tu ropa sea de tejidos fáciles de lavar y que sequen rápido.

Si eres mujer, un fular, dos o tres vestidos ligeros veraniegos, una falda y leggins, que siempre resultan súper cómodos.

Te recomiendo estas camisetas básicas de manga corta:

2. Zapatos

Si vas a la playa, lleva chanclas, zapatillas y sandalias. Si te vas de excursión o visitas sitios donde tienes que caminar mucho, las botas son las mejores, además de zapatillas y otro par algo más elegante. Pero incluye chanclas, para que no andes con los pies descalzos.

Las botas o las zapatillas llévalas puestas, aunque sean un fastidio en las revisiones de los aeropuertos. Suelen ser más aparatosas y ocupar más espacio.

Te recomiendo estas chanclas unisex:

3. Productos de higiene

Infaltables, sin duda, entre las cosas que llevar en la maleta, son champú y acondicionador (si lo necesitas), gel de ducha y crema corporal, así como protector solar. También son importantes el cepillo y la pasta de dientes. Hay envases viajeros de pequeño tamaño, ideales cuando viajas.

Recuerda que la capacidad máxima permitida de los envases es de 100 ml, hay que ponerlos en bolsas transparentes y mostrarlos en los controles policiales.

Si eres mujer, es preferible que lleves contigo algunas toallas sanitarias o tampones, pues en muchos países resulta más difícil conseguirlos. En tu bolso de mano lleva cepillo dental, dentífrico y desodorante, preferiblemente en formato sólido.

Te recomiendo estos botes rellenables de viaje:

4. Un botiquín de medicamentos

Antihistamínicos, antiinflamatorios, analgésicos, antidiarreicos. Es imprescindible que lleves al menos un blíster de cada uno. Hay gente que lleva antibióticos de amplio espectro por si se ganan alguna infección, aunque en ese caso sería preferible acudir al médico.

No es mala idea que lleves gel antibacteriano, gasas o betadine, y un buen repelente de insectos.

Te recomiendo este botiquín de primeros auxilios:

5. Una navaja multiusos

¿Te parece exagerado? Pues no, y sirve tanto para hombre como para mujer. Una navaja multiusos es una herramienta pequeña y perfecta. Y para llevarla en la maleta, porque a la cabina del avión no puedes subirla.

Te recomiendo esta navaja multiusos:

6. Kit de costura

No tiene que ser gran cosa, pero una aguja y un par de rodetes de hilo (blanco y negro, tampoco hay que ser tan exigentes) saca de apuros a cualquiera. Muy útil para pegar botones o coser algún roto en pantalones o camisas. Por si acaso, es preferible que la lleves en tu maleta facturada.

Te recomiendo este kit de costura:

7. Aparatos electrónicos

Por supuesto, tu móvil y tu cargador, tu cámara, la batería, tarjetas de memoria y un adaptador de corriente universal para cuando llegues a lugares con enchufes distintos al de tu país.

Estos dispositivos hay que llevarlos consigo, nunca en la maleta (puedes correr el riesgo de que los roben, lo cual jamás será una buena experiencia), aunque el adaptador universal sí puede ir en la maleta.

Te recomiendo este móvil, cámara y adaptador universal:

8. Objetos para reducir el impacto ambiental

No, no se trata de una fantasía. El impacto que causamos en el medioambiente es innegable, y cuando viajamos es posible que no contemos con las mismas estrategias que tenemos en nuestro país.

Por ello no es descabellado meter una bolsa de tela para las compras, y así evitas el uso de las de plástico en cualquier tienda. En la misma línea, una botellita de agua para rellenar será mejor que estar comprando agua embotellada a cada paso.

Además, en muchísimos países podrás encontrar fuentes de agua potable, más de lo que solemos pensar.

Te recomiendo esta bolsa de tela y botella:

9. Kit de descanso

Cuando hay muchas horas de viaje en avión, una pequeña bolsa que contenga unos calcetines suaves para descalzarte, un antifaz para dormir plácidamente, una almohadilla para el cuello (preferiblemente hinchable) y tapones para los oídos serán poco menos que una bolsa mágica.

Es increíble cómo se descansa con todo esto, y llegarás a tu destino con tranquilidad.

Te recomiendo este kit de descanso:

10. Candado y linterna

Los candados son totalmente útiles y necesarios para cerrar mochilas y maletas. Puedes llevar 1, 2 o 3, de distintos tamaños y grosores, y dejar tus maletas seguras en cualquier lugar.

Asimismo, una linterna, de esas pequeñas, es muy útil en excursiones o viajes de aventura, caben en cualquier lado y siempre resultan una buena decisión.

Te recomiendo este candado y linterna:

Otras cosas que no puedes olvidar

Hablamos, por supuesto, de tu documentación: pasaporte, tarjetas, billetes, licencia internacional de conducir, seguro de viajes, reservas de hoteles, etc.

Mapas turísticos, guías de los sitios donde vas, gafas de sol, dinero en efectivo. Son cosas obvias, pero que a veces necesitamos verificar.

Cómo organizar tu maleta

Para que las cosas que vayas a llevar en tu maleta no ocupen más espacio del conveniente, es bueno que sepas cómo organizarla. Un dato a tomar en cuenta es que cuando enrollas la ropa abulta menos y se arruga menos.

Aprovecha los espacios: el interior de los zapatos es muy útil para guardar los cargadores, calcetines, sostenes, etc. No los coloques juntos, y mete cada uno en una bolsa para que no ensucie la ropa.

Pero también existen los llamados packing cubes, que son organizadores más pequeños para meter las cosas de forma ordenada en la maleta. Te sirven para empacar por prendas o por tipo de cosas.

Así, resuelven una barbaridad a la hora de que tengas que sacar solo una camiseta o un par de calcetines, y no tendrás que deshacer la maleta buscando algo. Hay varios modelos y tamaños, por supuesto.

Hay unos especiales que comprimen la ropa para que ocupe aún menos espacio, porque hay que pensar en lo práctico y en lo económico (no tendrás que pagar exceso de equipaje). Si llevas mochila, estos organizadores son perfectos En lo posible, lleva ropa de la que puedas deshacerte en el viaje, sobre todo si piensas comprar cosas nuevas. Y ya que tienes todo listo, ¡buen viaje!



Fotografía de la entrada hecha por Pressfoto (freepik.es)

¿Qué te parece esta entrada?